Cuida tu Sistema Inmunológico

El Sistema Inmune y el Estrés
Por: Sabel Todd

Como puede el Estrés afectar tu sistema inmune.

¿Alguna vez has notado que te enfermas más a menudo cuando estas estresado?

Los científicos han notado esta conexión por mucho tiempo, pero hasta hace poco no podían explicarlo. Mientras un proyecto grande en el trabajo o la pérdida de un ser querido no van a darte gripa, puede reducir el funcionamiento de tu sistema inmunológico y hacerlo más propenso a la gripa y a otras infecciones.

Podría sorprenderte, pero el estrés de corto plazo da bombazos al sistema inmune. Cuando la función inmunológica se aumenta es relacionado con la respuesta de “Pelea o vuela” y esto se relacionada con el estrés de corto plazo con el que terminarás. Esto es porque nuestro cuerpo todavía está tratando de adaptarse y derrotar el agente causal del estrés en lugar de sólo dejar que el estrés se acerque. El problema con esto es que existe un estrés que es constante durante un período largo de tiempo.

El estrés a largo plazo es lo que reduce que nuestro sistema inmune funcione. El peor tipo de estrés no es sólo a largo plazo, sino aquel que pensamos que no podemos controlar y que es aquel en el que caeremos al final. Por ejemplo, conocer una fecha límite para entregar un trabajo podría causarte una disminución en el sistema inmune; no es tan malo como el estrés causado por un accidente extenuante. Cuando pensamos que el factor estresante está más allá de nuestro control y nunca podemos parar, nuestro cuerpo siente que no puede contra el estrés y empieza a tener consecuencias. Esta clase de estrés causa una caída en la función del sistema.

Para factores que estresan regularmente, a largo plazo, la disminución del sistema inmune puede favorecerlos con el tiempo. Esto significa que aun cuando sientes que tienes todo bajo control, el estrés a largo plazo como un trabajo fuerte, puede aumentar y reducir tus capacidades para luchar contra las enfermedades gradualmente.

Otro factor importante para considerar cuando miramos el sistema inmunológico y el estrés es que la baja en el sistema inmunológico es mayor para las personas que son de edad o ya enfermas. Esto es probablemente porque las personas más viejas que están seriamente lastimados o han perdido a un ser querido recientemente son mucho más propensos a morir dentro de un año comparado con aquellos que no han tenido estas circunstancias.

Puedes pensar, “Bien, retiraré mi estrés y voy a estar bien”. Sin embargo, los estudios han mostrado que los eventos traumáticos pueden afectarnos y dañar nuestro sistema inmunológico mucho después de que el factor estresante ha desaparecido. Si una persona estuviera en un accidente, fuera atacado, o experimentó una pérdida traumática, su sistema puede estar bajo muchos años después. La mejor manera de incrementar el sistema inmune en este caso es pasar por el tratamiento para la trauma.

Además de causar una disminución en la función del sistema inmunológico, el estrés también puede hacerte más propenso a las otras enfermedades a largo plazo, como enfermedades cardiovasculares. Si quieres mantener un estilo de vida sano debes incluir actividades adecuadas y una dieta correcta que promueve un estilo de vida menos estresante.

Para: Publicalpha.com

Home Argentina. Tu pagina de inicio